El cantante talaverano de 27 años a quien la Guardia Civil atribuye varios delitos por abusos sexuales a 9 menores, todas chicas, fue detenido dos veces en 16 meses y estuvo a punto de ingresar en prisión provisional en la primavera de 2021. Sin embargo, el depósito de una fianza de 1.000 euros le libró de pisar la cárcel.

En todos los casos, el ‘modus operandi’ ha sido siempre el mismo, según los investigadores. A través del ‘grooming’ o del ‘engaño del pederasta’, un método usado generalmente por depredadores sexuales, se ganaba supuestamente la confianza de las menores, a las que llegaba a enamorar y pedía fotografías o vídeos con contenido sexual. También intentaba mantener encuentros sexuales, lo que llegó a consumar con algunas de sus presuntas víctimas.

El primer arresto se practicó en mayo de 2021 tras la denuncia de una niña de 13 años, que dio origen a la Operación Reverso. La Guardia Civil lo engrilletó porque presuntamente intercambió con ella fotografías y vídeos de contenido sexual, así como pedirle insistentemente un encuentro para tener relaciones sexuales.

El día 27 de aquel mes de mayo, pasó a disposición del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Talavera de la Reina. La juez titular decretó en un auto el ingreso provisional, eludible bajo una fianza de 1.000 euros, según han confirmado a ‘ABC’ fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha.

El cantante depositó esa cantidad y fue puesto en libertad, aunque se establecieron medidas cautelares, todavía vigentes: la obligación de comparecer ante el juzgado los días 1 y 15 de cada mes, la retirada del pasaporte y la prohibición de salir del territorio nacional, así como la prohibición de acercarse a la niña de 13 años a una distancia menor de 500 metros y tampoco comunicarse con ella.

Dentro de la Operación Reverso, el juzgado y la Guardia Civil siguieron investigando al intérprete, que tiene varios trabajos musicales publicados y que se gana la vida dando clases particulares de guitarra y ofreciendo conciertos.

Entre las diligencias que practicaron, se realizó el volcado de teléfonos móviles del cantante, lo que permitió que salieran a la luz otros supuestos hechos delictivos sobre otras ocho menores de 18 años. Como ha informado ‘ABC’, supuestamente captó a sus presuntas víctimas durante sus conciertos en institutos de Talavera, Los Navalmorales y Oropesa, en la provincia de Toledo, así como en la localidad abulense de Arenas de San Pedro. Con dos adolescentes llegó a mantener relaciones sexuales, según la investigación, y a otras las intimidó para lograrlo

Con esa información, la Guardia Civil volvió a detenerlo 16 meses después, el pasado 20 de septiembre, junto a un amigo de 25 años acusado de corrupción de menores. Al día siguiente pasaron a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Talavera, en funciones de guardia y cuya responsable es la juez decana. Les tomó declaración y decretó para ambos libertad provisional, según han confirmado a ‘ABC’ fuentes del TSJ de la región.

A los dos se les imputa la presunta autoría de un delito de revelación de secretos y otro contra la libertad e indemnidad sexual; es decir, el derecho que tiene toda persona a no sufrir interferencias en la formación de su propia sexualidad. Además, al amigo del cantante se le acusa de la omisión del deber de impedir delitos.

Sin embargo, no se adoptaron ninguna medida cautelar con respecto a las presuntas víctimas, que saben que los dos detenidos están en libertad. Además, la titular del número 6 dictó un auto para inhibirse en favor del juzgado que inició esta causa el pasado año.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top